El cambio climático se ha convertido en un fenómeno ineludible por parte de la sociedad pero, a su vez, en muchas ocasiones, un gran desconocido. En este espacio encontrarás información sobre qué es el cambio climático y sus posibles consecuencias.

¿QUÉ ES EL CAMBIO CLIMÁTICO?

Atendiendo a la definición de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático "por cambio climático se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparable".

Esta definición únicamente hace referencia a la responsabilidad humana sin tener en cuenta las causas naturales, que también influyen en la variabilidad climática de la que todo el planeta está siendo objeto. Esto es debido a que son las acciones humanas las que más contribuyen al cambio climático, especialmente desde que tuviera lugar la Revolución Industrial.

Dichos cambios se están dando a todos los niveles: temperatura, precipitaciones, nubosidad, sequías, etc., y son causadas principalmente por el Efecto Invernadero.

Una forma sencilla de entender el Efecto Invernadero es recordar el funcionamiento de un invernadero común, ya que prácticamente el fenómeno que se da es el mismo: retener el calor enviado por los rayos del Sol a la Tierra. De los rayos procedentes del Sol, algunos son expulsados de nuevo al espacio, mientras que otros son retenidos por la atmósfera, que actúa de escudo consiguiendo que la temperatura terrestre sea la adecuada para poder vivir en ella.

Los encargados de llevar a cabo esta función son una serie de gases existentes en la atmósfera, denominados gases de efecto invernadero. Algunos de los más conocidos son el vapor de agua y el dióxido de carbono.

El efecto invernadero se produce de forma natural y es positivo, en cuanto que, permite que haya vida en este planeta. La complicación ha surgido cuando la cantidad de gases de efecto invernadero ha aumentado debido a diferentes acciones humanas, y se retiene más calor del deseado, haciendo que la temperatura media de la Tierra se eleve rápidamente.

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN CANTABRIA

Dadas sus características físicas y socioeconómicas, Cantabria es una región muy vulnerable al cambio climático y sus efectos. Sus variados ecosistemas, urbanos y rurales, litorales y de montaña, acompañados de un tejido industrial multisectorial hacen que el reto al que se enfrenta la región para combatir dicho fenómeno sea de grandes dimensiones y de muy variados escenarios.

La producción de primera transformación, la fundición de metales, el sector de la alimentación y bebidas y la industria textil son las instalaciones más representadas en Cantabria del sector secundario. Todas ellas se caracterizan por una elevada intensidad energética.

Una baja generación eléctrica, acompañadas de la ausencia de la actividad extractiva y de refino hace que la Comunidad Autónoma tenga que importar energía para poder abastecerse, lo que la hace aún más débil.

En Cantabria las emisiones de GEI aumentaron considerablemente durante el periodo 1990-2005, pasando de 4998000 tCO2eq a 7221000 tCO2eq (aumento del 44,5%). No obstante, en los últimos años se ha conseguido reducir esa tendencia creciente, habiendo obtenido unas emisiones en 2017 de 6179000 tCO2eq (reducción de casi un 21% respecto a 2005).